vistas en total

"Cuando mueren las horas"




Cual nácar que deslumbra la hermosura,
tu rostro varonil e intransigente
destroza cada fibra de mi mente,
pervierte mis instantes de locura.

Jamás imaginé tanta dulzura,
tus besos calentaron como soles
la cuspide de mi alma, son bemoles,
que cierran los deseos con premura.

Tus manos acarician mis tormentos,
son mares que mis olas entrelazan
con la fuerza vital de sus momentos.

Me gozo cada día cuando danzan,
mis deseos triviales y profundos
en las horas que mueren sin segundos.

2 comentarios:

Rafael dijo...

En este caso, el tiempo, es dulcificado por las caricias de unos sentimientos.
Un abrazo.

anamika dijo...

Described well! I really liked it, you gonna check this one mobile app development
Thanks